Silla de uso general

Cómo elegir una silla de montar

Una de las cosas que tenemos que comprar una vez que tenemos al caballo con nosotros es la silla de montar. Pero a menudo, sobretodo si es la primera vez que vamos a poder disfrutar de la compañía de un equino, nos puede resultar difícil saber cómo elegir la más adecuada.

publicidad

Típicas clases de monturas

La montura o silla de montar es una parte importante para la buena armonía entre el jinete y el caballo, a la vez que se cuida el lomo del equino. Existe una gran variación de monturas y todas ellas ideadas para cada disciplina o deporte que se practique, las más típicas son las que os muestro a continuación.

Caballos que usan anteojeras o capucha de tela

Seguramente muchas veces nos preguntamos cómo hay caballos (sobre todo en las carreras) que usan una capucha de tela o anteojeras. Esta capucha consiste en tener dos agujeros hechos expresamente para los ojos, que están apantallados de ambos lados por barreras que anteojeraa. Con este sistema el caballo puede conseguir tiempos más rápidos.

Yegua saltando con protectores de tendón

Vendas y protectores, ¿algún beneficio para el caballo?

Las vendas y protectores son parte del equipamiento del caballo, que aunque considerados accesorios, son fundamentales para el buen cuidado de las extremidades del caballo de deporte. Muchos los consideran un mero accesorio decorativo que no cumple ninguna clase de función, pero no es así. Tanto en doma clásica, como el salto de obstáculos, el cross… cualquier disciplina en la que puedas pensar, pueden ser de utilidad. Ambos tienen varias funciones: sujetar los tendones manteniéndolos calientes y proteger de impactos tanto con algo en el entorno como contra sus propias patas.

¿Para qué sirve el cierrabocas?

El cierrabocas es una parte de la cabezada; esa correa enganchada a la parte superior de la muserola que rodea la boca del caballo. Como tantas otras cosas, es un elemento muy criticado; hay quienes lo veneran, y quienes lo odian. Pero antes de pararnos a pensar en eso, debemos saber cómo colocarlo correctamente. El cierrabocas va colocado por delante de la embocadura, como vemos en la imagen superior, de modo que no obstruye la acción de esta. A la hora de apretarlo debemos tener en cuenta que si va muy flojo, será como no llevarlo; debe ir apretado pero sin que sea exagerado y le provoque demasiada presión en la boca. Piensa que no debe poder abrir la boca como para dar pasado la lengua por encima del filete o bocado.