Trucos para que brille la crin de un caballo

Crin de caballo

El caballo es, posiblemente, uno de los miembros del reino animal que más belleza y elegancia transmite. Su porte majestuoso ha enamorado al ser humano desde tiempos inmemoriales. Son numerosas los distintos tipos de razas, cuya morfología puede variar ligeramente de unas a otras, lo que implica que cada criador o amante de los equinos se vea seducido por una variedad concreta, a cada cual más majestuosa. En lo que sí coinciden todos aquellos implicados en el mundo del caballo, es que gran parte del secreto de la divinidad de este animal reside en su pelaje: la crin y la cola.

Una crin y una cola brillantes son síntoma de salud, por tanto, una de las grandes preocupaciones es esa: ¿cómo aportarles ese brillo tan característico?

Cepillado diario

Crin de caballo

Cualquier animal doméstico que se precie necesita unos mantenimientos y cuidados diarios, y el caballo no iba ser menos. Dentro de estos cuidados a los que se hace referencia, se encuentra el cepillado. Tanto la crin como la cola y, por ende, el pelaje del animal en su totalidad, han de ser cepillados prácticamente a diario, sobre todo si nuestro caballo pasa varias horas en el exterior. De este modo, eliminaremos las sustancias que ensucian el pelo, como el polvo, barro y también parásitos, y permitiremos que su piel transpire correctamente a la vez que genera aceites y ceras propias que aportan brillo.

Muchos expertos aconsejan también baños frecuentes en los que incorporar champús especiales para el cuidado del cabello de estos animales, o, después de los cepillados, pulverizar al animal con siliconas en spray que sirven para que el pelo adquiera fuerza y consistencia.

Alimentación

Todos los animales producen ceras y grasas que les ayudan a mantener en perfectas condiciones sus pieles, caparazones, etc. Estas grasas forman parte de las estructuras cutáneas, aportándoles rigidez, elasticidad, etc., mientras que los aceites son los principales culpables del brillo. Tanto grasas como aceites, ambas sustancias lipídicas, se engloban dentro de los distintos tipos de macronutrientes que se ingieren a partir de la dieta. Así que, si enriquecemos la dieta del caballo con éstas, lograremos ese brillo tan deseado.

Los piensos compuestos que encontramos en el mercado ya se encargan de aportar al caballo las grasas y aceites necesarias, pero si queremos potenciarlo podemos añadir una cucharada de aceite vegetal al pienso o forraje suministrado. Otra medida es la aplicación de suplementos de calcio y fósforo, siempre y cuando sea de forma equilibrada y con las dosis recomendadas por un experto, si no obtendremos el efecto contrario ya que propiciaremos la aparición de alteraciones en el organismo del animal.

Remedios caseros para que brille la crin de un caballo

Mezcla de aceites

Crin brillante de caballos

En este aspecto, como en casi todos, “cada maestrillo tiene su librillo”. Nos podemos encontrar un sinfín de trucos que la gente utiliza para mantener y dotar de brillo la crin y cola del caballo. Muchos de ellos son totalmente caseros y artesanales.

Uno de los más conocidos y utilizado, sobre todo por aquellos que preparan a sus caballos para competiciones de carreras o exposiciones, se basa en un complejo preparado de aceites.

Dicha elaboración consta de: 10 cucharadas sopera de aceite de oliva, una cucharada sopera y media de flor de azufre y una cucharada sopera de hígado de bacalao. Se mezclan ambas, y se aplica sobre la crin del caballo mediante un suave cepillado una vez se haya lavado el pelo. Eso sí, hay que mantener el caballo en un lugar con sombra y evitar su exposición a los rayos del sol mientras este mejunje seca completamente, con el fin de evitar decoloraciones o cambios de tonalidad en las zonas que han sido tratadas.

Vinagre de manzana

Uno de los remedios más populares que no solo sirve para el cabello del caballo, sino que también se utiliza en todo tipo de animales con pelo e incluso en el ser humano, es la mezcla del vinagre de manzana y agua.

El vinagre, debido a su alto contenido ácido, posee un pH alto que contrasta con el pH bajo que poseen las grasas. Si nuestro caballo posee una piel muy grasa y aceitosa, en lugar de lucir brillante, lo hará bajo un aspecto apelmazado y sucio. La pulverización con una cantidad no excesiva de vinagre de manzana en agua, es la solución más eficaz contra este problema.

No os preocupéis por el fuerte olor que acompaña al vinagre, ya que una vez se haya secado el pelo, este olor desparecerá por completo.

Preparado de aceite mineral

Caballos corriendo

Quizás, este ungüento sea uno de los más difíciles de realizar por lo variopinto de sus ingredientes. No obstante, varios criadores aseguran que funciona , y que sirven también para mantener a raya a insectos y parásitos como los mosquitos.

Se necesita un litro de aceite mineral, conocido en algunas zonas como vaselina líquida, alrededor de 8 cucharadas de aceite de citronela y, más o menos, 10 cucharadas de bálsamo de Terebene. Es aconsejable aplicarlo solo en la crin y cola, y no en otras partes del cuerpo del caballo.

Todos estos consejos ayudarán a que el pelaje de nuestro caballo luzca sano, fuerte y brillante, pero no son los únicos. En el mercado existen una gran variedad de productos que nos pueden ser de gran utilidad: sprays, chámpus, cremas, etc. Podemos acudir a cualquier tienda o establecimiento profesional para asesorarnos, y, por supuesto, a un veterinario.

Aunque, si queremos huir de aplicar productos, elaborar nuestros propios remedios y demás, hemos de saber que una adecuada alimentación puede paliar varias de las carencias que observemos en nuestro caballo, incluyendo aquellas estéticas. Sin embargo, en esta última cuestión cobra especial relevancia la higiene. Hábitos como el cepillado o el lavado diarios son un grandísimo apoyo.

Cabe destacar que en muchas ocasiones, observamos que la crin y cola no presentan buen aspecto, algo que también puede apreciarse en el resto del cuerpo. Es entonces cuando debemos mirar más allá, y contemplar la posibilidad de que estemos ante cualquier tipo de alegría o infección, sobre todo si apreciamos que el animal se rasca de forma frecuente o presenta síntomas superficiales (heridas, irritaciones,…). Si esto es así, antes de preocuparnos por el plano estético, hemos de hacerlo por el saludable, y acudir directamente a un veterinario antes de emprender cualquier acción nosotros mismos.


Categorías

Cuadras

Carlos Garrido

Apasionado del deporte, la naturaleza, el mundo animal y la escritura. Me encanta aprender y contar cosas nuevas a los demás a través de mis... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Eliana Avila dijo

    esta mezcla se debe dejar o despues se lava_???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *