Los caballos también tienen miedo

caballos miedo

El caballo ante cualquier amenaza reacciona con la huida instintivamente, lo cual le provoca miedo, siendo éste un producto de un sistema neural que evolucionó para detectar el peligro. Hoy en día es algo que no ha sido capaz de modificar porque forma parte de la genética que es traspasada a los potrillos, sin embargo dependiendo de la raza demuestran más o menos miedo ante distintas situaciones. La manera que tiene el caballo de detectar el miedo es mediante la vista, el olfato, el oído y el tacto.

Los caballos pueden tener miedo ante infinidad de situaciones o causas. Cualquier situación que no controlen les provoca ese estado de inquietud que puede terminar en una huida descabellada, ya que no hay que olvidar que los equinos son desconfiados y asustadizos.

Por poner un ejemplo, los caballos jóvenes incluso se pueden asustar de su propia sombra. Un ruido, una rama en el camino, el propio viento o un obstáculo que no controlan, del propio jinete si no lo conocen. Todo ello les deriva a un estado de nervios e inquietud. Se les nota que están tensos no hacen lo que se les pide, no reaccionan y se bloquean poniendo el cuello muy rígido hasta el punto de no poder flexionarlo. Y por supuesto no atenderán a nuestras órdenes.

Para quitarle estos miedos al caballo tenemos primeramente que saber qué tipo de miedo tiene para tratarlo. No obstante hay unas pautas generales para seguir. La primera de ellas es ganarle su confianza. No forzarles a situaciones desconocidas y con paciencia y astucia, ya que los caballos son animales muy inteligentes, conseguir que confíen a base de buenas palabras y acciones tranquilizantes.

La realidad es que ante situaciones de miedo somos nosotros lo que tenemos que tener la habilidad suficiente para quitarles la tensión que le produce el miedo.


2 comentarios

  1.   samuelpea dijo

    peopeopeo puta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *