La importancia de la limpieza y cepillado al caballo

Una buena salud para el caballo parte de la limpieza y buen cepillado sobre todo si están en el box. Con el cepillado quitamos las células muertas del pelo así como las toxinas sin olvidar los vínculos de unión que se forman entre las personas y el caballo.

Para el buen cepillado y limpieza se necesita unos utensilios adecuados y de tiempo porque para ello necesitaremos mínimo media hora. El mejor momento para el aseo y cepillado es realizarlo después de que haya hecho ejercicio ya que los poros de la piel es cuando están más abiertos y facilita la limpieza.

En cuanto al cepillado primeramente separaremos la crin con los dedos, para cepillar utilizaremos la bruza para cepillar muy a fondo ambos lados. El cepillado será primeramente empujando la crin hacia el lado opuesto del cuello para después devolverla al lado correcto. Siempre desde la base de las raíces hacia las puntas.

Para la superficie del manto hay que utilizar rasqueta de goma o cepillo con movimientos circulares eliminaremos las células muertas así como toda la suciedad seca que contenga, como puede ser el barro. Hay que comenzar desde el cuello, pasando por el hombro a continuación por el dorso para seguir bajando al cuerpo. No hay que olvidar el bajo vientre.

En el aseo no podemos olvidar la limpieza de los cascos. Los caballos con cascos blandos suelen tener el problema de que se desgastan con enorme facilidad y rapidez, especialmente por la parte de los talones, por lo que la revisión diaria es necesaria, revisaremos que las herraduras y los clavos están en perfecto estado. Para su limpieza utilizaremos los limpiacascos.

Se puede aplicar en los casos, además grasa o pomada especial para los cascos, evitando que se resequen y agrieten. También hay alquitrán para cascos, que les ayudará a eliminar bacterias y el mal olor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *