Estructura ósea de los caballos

Estructura osea de los caballos

Como consecuencia de la evolución la estructura ósea de los caballos se ha producido algunos cambios. Estos cambios se ven principalmente en sus extremidades, generando que se reduzcan los dedos a uno solo rodeado de un material córneo conocido como casco o vaso.

En las extremidades delanteras el cúbito y el radio se han unido dando lugar a un solo hueso, esto mismo ha sucedido con la tibia y el peroné, impidiendo que se pueda girar lateralmente las manos y los pies.

Actualmente los huesos de la cabeza de los caballos son más largas y tienen una cara que tiene el doble de longitud que los del cráneo. La mandíbula también se ha alargado, contando con una superficie ancha y aplanada en la parte inferior de la zona posterior.

Los caballos cuentan con un mínimo de 36 dientes de los cuales 12 son incisivos y 24 malares. Su columna vertebral se encuentra compuesta por 51 vértebras.

El esqueleto del caballo se encuentra compuesto por 210 huesos, este esqueleto cumple la función de ser el soporte de los músculos, proteger los órganos internos y permitir la movilidad para que pueda regular las diferentes velocidades.

El esqueleto se ha ido adaptando para satisfacer las diferentes funciones.

Más Información – Dermatitis de caballo


Categorías

Razas

Maria

Trabajo como editora de contenidos desde hace un largo tiempo, disfruto escribiendo acerca de diferentes temáticas y siento una gran curiosidad... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *