Cómo construir una cabezada de cuerda

Aunque no lo parezca, las cabezadas de cuerda son lo suficientemente importantes como para que sea muy recomendable saber cómo hacerlas. No en vano, de ellas dependerá que podamos controlar bien a nuestro caballo, por lo que os aconsejamos que sigáis bien este pequeño tutorial con el fin de que podáis llevar a vuestro animal casi a cualquier lugar, sin mayores problemas.

Si habéis visto alguna vez una película del salvaje Oeste, estamos seguros de que también sabréis lo que es una cabezada de cuerda. Estos elementos, que se sitúan en la cabeza de los caballos, están construidas utilizando una única cuerda, lo que significa que no tendremos que realizar ningún tipo de corte ni nada similar. Eso si, aseguráos de tener 6,5 metros de cuerda con seis o siete milímetros de diámetro. También es recomendable que se utilice la que se vende para escalar, debido a su dureza y durabilidad.

A continuación, sólo es necesario que sigáis los siguientes pasos:

  1. A 137 centímetros, haced un nudo, que será el de la carrillera derecha.
  2. A 21 centímetros de éste realizad otro nudo, que será la parte de la garganta.
  3. A 14 centímetros de este, haced otro nudo con un bucle de 13 centímetros de largo, que corresponderá a la barbada, además de ser el sitio en el que se ancle el ronzal.
  4. A 23 centímetros del último, haced otro nudo, que será la muserola.
  5. A 25 centímetros del último, haced otro nudo, que corresponderá a la segunda muserola.
  6. A 23 centímetros del último habrá otro bucle, que permitirá deshacer el anterior y unir los dos con un nudo.
  7. Ahora tocará deshacer parcialmente el nudo del paso 2, atravesándose con el cabo, colocándose a la misma medida y anudando ambos.
  8. Ahora, a 21 centímetros de este habrá que hacer otro nudo con un bucle de alrededor de ocho centímetros, sustituyendo al cierre de la cabezada.
  9. Dejaremos una medida de 21 centímetros, nos dirigiremos al nudo izquierdo de la muserola, deshaciéndola parcialmente y atravesando el cabo. Anudaremos ambas.
  10. Siguiendo con la misma medida, tendremos que llegar al nudo derecho de la muserola, haciendo la misma operación.
  11. Con una medida de 21 centímetros, desharemos parcialmente el nudo de la carrillera del primer punto, atravesando el cabo y anudando ambos.
  12. Finalmente, terminamos la cabezada cortando los dos cabos para igualarlos.

Puede parecer complicado pero, con un poco de práctica, estamos seguros de que llegaréis a hacerlo con éxito.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *