Técnica del manejo del caballo

La mejor técnica del manejo del caballo para tener éxito depende en gran medida del cuidador que tenga. La paciencia, sensibilidad, tacto y firmeza adecuada para que el animal tenga la suficiente confianza como para dejarse manejar ya que esta técnica es tan amplia que lo importante es saberla aplicar correctamente. Los caballos son animales nobles y muy sensibles en su manejo.

Poder acercarse, capturar, sujetar, derribar o inmovilizar al caballo, por ejemplo, o para tenerlo que examinar se requiere de un gran manejo y seguridad, primeramente por parte del cuidador para que no salga perjudicado, y por parte del caballo necesita de la confianza. Para ello hay que utilizar la técnica de la confianza hablándole en un tono suave y todos los movimientos que se realicen hacerlos con firmeza y sin cambios bruscos que puedan sobresaltar al animal.


El caballo tiene que asumir el orden jerárquico y poco a poco tiene que asumir su posición. Cuando el equino infringe una norma el castigo debe ser justo y hacerse inmediatamente después de aquello que pretendemos corregir ya que es la manera más justa de educarlo, sin infringirle daño alguno.

Nunca debemos acercarnos al caballo bruscamente tenemos que avisarle de nuestra presencia, si notamos que recela retrocederemos para que tome confianza. Podemos fijarnos en la posición de sus orejas para saber en qué estado se encuentra. Si vemos que las tiene colocadas hacia delante indican que está observando algo, si las tiene hacia atrás indican sumisión o que está pendiente de algo que tiene detrás. Cuidado cuando las tenga aplastadas hacia atrás sobre su cuello porque nos están indicando un grave problema y el animal puede cocear.

La técnica, en definitiva, se puede resumir en asimilar que el caballo nos tiene que entender lo que queremos comunicarle mediante unas pautas comprensibles y correctas.


Categorías

Caballos

Rosa Sanchez

Desde muy pequeña me di cuenta que los animales son esas criaturas maravillosas con las cuales puedes ver el mundo desde otra perspectiva hasta el... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *