Segunda vida para las herraduras viejas

herraduras

Las manualidades en tiempos de crisis se están poniendo muy de moda, ya que no resulta sencillo comprar caras fornituras de decoración para tu casa. Así que ¿por qué no llevarlas a nuestro contexto y darle a nuestra casa o jardín un toque ecuestre por mucho menos de lo que nos cobraría una tienda? Las herraduras, sobretodo si tienes un caballo, no son nada difíciles de encontrar. Sin ir más lejos tendrás 4 cada dos meses aproximadamente. Aún así, si no tienes caballo ni conoces a nadie que te pudiera dar algunas de su caballo, puedes comprarlas en una tienda del sector, que no son muy caras.

Pero hay que empezar con la base de que están usadas, desgastadas, y quizá un poco viejas y oxidadas. Por lo que lo primero será quitarles el óxido. Para ello, aunque existen muchas fórmulas caseras, lo más fácil es utilizar cola. Una cualquiera, no tiene que ser de marca. Recuerdo desde siempre a mis padres y otros adultos diciendo que era perfecta para quitar el óxido. Metéis la herradura en la cola y dejáis actuar. Dependiendo de si está muy oxidada o no, cuando veáis que dejar de actuar podéis echar nueva y volver a sumergir. También es importante frotar con un cepillo cuando haya estado a remojo un poco para ayudar a la eliminación del óxido. El vinagre y el zumo de limón también tienen fama de funcionar bien.

Después de esto tenéis la opción de pulir la herradura para ayudar a eliminar por completo el óxido y quitar las imperfecciones de la superficie, para lo cual podéis usar una lija, ya sea manual o eléctrica, pero la manual puede ser cansada de usar y probablemente no obtengáis muchos resultados. ¡Tras eso ya podemos empezar a decorar! Habrá quien las deje así y las cuelgue en la pared directamente, que también es una buena idea, pero lo mejor es darles un poco de color y hacerlas más divertidas.

Algunas ideas para ellos podrían ser, por ejemplo, pintarla para imitar el propio aspecto de la herradura, pero con otros colores. Es decir, pintas la herradura de un solo color y luego con negro le haces los detalles de la herradura en los bordes, etc. Luego pues dejad volar vuestra imaginación, y que surja lo que sea. No hay normas para decorar vuestra casa. Algo sí a tener en cuenta es que quizá la mejor pintura sea una pintura acrílica; pero en caso de que vayan a estar en exteriores, como una terraza o un patio, probablemente os convendría utilizar pintura para exteriores, ya que de lo contrario aguantará muy poco. Y dicho esto. ¡a crear!


Categorías

Noticias

Ángela Graña

Amazona de Doma Clásica. Actualmente trabajando como monitora y doma de caballos en el Centro Social Ecuestre Hípica Celta, de la Ganadería... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   dulce dijo

    chido

  2.   marcos dijo

    me encantan los caballos
    jhsfvbsdujsdgsdtbndhsrenhedd<zxcvb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *