Pío o pinto, el caballo con pelaje a manchas

El caballo pío o pinto es aquel con un llamativo pelaje a manchas, generalmente grandes, lo cual hace que no pueda confundirse con los Appaloosa.

De igual manera que en artículos anteriores como el de los caballos zainos o los tordos, cuando hablamos de caballos píos o pintos, nos referimos a un tipo de pelaje no a una raza de equinos. Aunque es cierto, que en ocasiones resulta más fácil clasificarlos por su pelaje que por su raza.

¿Queréis saber un poco más acerca de este pelaje?

Muchas veces crea confusión la denominación de este pelaje equino a manchas ¿Pinto? ¿Pío? ¿Paint?

Pinto y Pío son dos denominaciones para el mismo tipo de pelaje manchado. Se usa una u otra dependiendo de la zona geográfica.

Aunque si es cierto que en algunas zonas geográficas hacen ciertas diferenciaciones entre pío y pinto:

  • En algunos lugares llaman Pinto al caballo que tiene las manchas de los colores blanco y negro, mientras que Pío al que las tiene blancas y marrones.
  • En otras zonas se denomina pío a aquel equino manchado donde el color predominante y base es el oscuro y sobre el que se distribuyen manchas blancas. Por otro lado, los pintos serían aquellos en los que sobre una base blanca se disponen manchas del color oscuro. 

En cualquier caso, estamos hablando de un mismo tipo de pelaje al que se le denomina de distintas formas.

Es importante no confundir el pelaje con la raza americana Paint Horse. Esta raza tiene pelaje pinto pero no todos los pintos son de la raza Paint Horse.

Hay una gran variedad de razas que pueden presentar este pelaje, como por ejemplo: Gypsy Vanner, Quarter Horse, Hunter Horse, Tennesse Walking, American Saddlebred, Kathiawari, Marwari, Criollo, Curly Horse Azteca, Islandés, Missouri Fox Trotter, Mustang o la ya nombrada Paint Horse.

¿Como es la capa pía o pinta?

Las capas en los caballos pío o pinto, suelen tener dos colores, uno siempre es el blanco y el otro tono puede ser casi el de cualquiera de las capas equinas: negro, castaño, bayo, buckskin, alazán, roano, tordo, perlino, palomino, etc.

El color blanco crece sobre la piel rosada y despigmentada.

Las formas de las manchas de las dos tonalidades, pueden ser muy variadas de uno a otro equino. De manera que cada ejemplar de pelaje pío tiene unas manchas únicas.

La capa oscura suele variar de tonalidad conforme el animal pasa de ser potro a caballo adulto. Sin embargo, la forma de las manchas no suele variar salvo en excepciones como en el caso de los equinos con capa torda. Las partes tordas del pelaje acaban difuminándose con la capa blanca conforme el caballo va envejeciendo. En estos casos, cuando el animal tiene una edad muy avanzada, puede llegar a confundirse con un caballo tordo.

Es interesante saber que la capa pinta suele ser predominante sobre cualquier capa sólida y por tanto si uno de los padres es pinto, lo más probable es que sus hijos también lo sean. Si hay un padre pinto puro sus descendientes serán pintos, pero en caso de que no sea pinto puro sino descendiente de capas sólidas y una pinta, es probable que el gen que hereden sus potrillos sea el sólido.

Tipos de capas

Como ya adelantábamos que el dibujo de las manchas es único en cada ejemplar de este tipo de pelaje, sin embargo sí que pueden agruparse en distintas variedades dependiendo de la genética de cada ejemplar pío o pinto.

Es más, puede darse en un mismo caballo la combinación de distintas variedades como es el caso de los toveros.

Veamos los tipos de capas en que pueden agruparse:

Overo

En esta variedad de pelaje pinto, las manchas blancas no cruzan el dorso del caballo entre la cruz y la cola, aunque en algunas excepciones pueden presentar una mancha en esa zona pero de manera muy escasa.

Suelen tener las cuatro patas más oscuras que el resto, y en los casos que no tienen las cuatro, tienen al menos una. La excepción son los overos sabinos que tienen tres o cuatro patas blancas y manchas sabinas. En la cara suelen presentar cara blanca, careto o frontino.

Las capas en el cuerpo son irregulares y suelen difuminarse entre ellas más que formar lineas marcadas.

Fuente: Wikimedia

Dentro de los overos podemos encontrar distintas variedades:

  • Overo sabino: Puede aparecer moteado, en los bordes entre las dos capas de colores distintos. Es el patrón más común dentro de los pelajes overos. Presentan marcas faciales y tres o cuatro patas blancas.
  • Overo marcado: Presentan manchas blancas a lo largo de la barriga. En el área del lomo, de la cruz a la cola y la crin, en casi todos los ejemplares overo marcado presentan un color sólido.
  • Overo salpicado: Es el tipo de overo más extraño. La linea de división de los dos pelajes es muy clara. Presenta el pelaje blanco cubriéndole pecho, hombros, la parte inferior del cuello y el vientre además de las cuatro patas blancas. Es decir, toda la parte inferior del animal es blanca. Suelen presentar los ojos azules. Una anomalía de los equinos con esta capa es que muchos nacen sordos. Es además la capa más común de la raza Abaco Colonial Horse.

Sólido

Esta es la capa pinta que más confusión puede generar a la hora de identificarla ya que la capa blanca suele cubrir las mismas partes donde cualquier caballo de capa sólida puede presentar manchas blancas. La diferencia está en que las manchas pintas son de mayor extensión y de formas más irregulares. 

Es cierto que para saber seguro que estamos ante un caballo pinto es mejor tener información sobre la capa de sus padres.

Dos caballos con la variedad de la capa pinta sólida, pueden tener descendientes de cualquiera de las demás capas pintas, cuando son sus hijos los que nacen con otra variedad de capa pinta, se les denomina Cropout.

Tobiano

Es la capa más común entre los pelajes pintos. Suele tener las cuatro patas blancas al menos de rodillas para abajo y en los corvejones. La capa más oscura suele cubrir uno o los dos flancos y las manchas amplias y regulares tienen una forma ovalada o circulares que se extiende bajo el cuello, pecho y hombros. La cara suele ser de la capa oscura o al menos de manera predominante.

En el cuerpo predomina el color de una las capas o la blanca o la más oscura, mientras que la crin y la cola son mixtas. Las manchas suelen estar perfiladas.

Tovero

Esta capa es el resultado del cruce de un caballo overo con uno tobiano. El resultado de este cruce es un ejemplar tobiano con cara overa.

Esta capa puede crear un poco de confusión al compararse con las demás variedades de pelajes píos. Ya que, por ejemplo, algunos overos con gran cantidad de pelos blancos en las patas y la crin pueden parecer que son toveros. Sin embargo, aunque estéticamente puedan ser parecidos, genéticamente no lo son.

Otras características de los equinos pintos o píos

Ojos azules

Se dan normalmente en los caballos pintos que tienen la mayoría de su cara blanca o tienen careto. Pueden incluirse o no la zona de los párpados aunque en muchos de los casos sí se incluye.

Marca “Medicine hat”

Aunque es algo que puede presentarse en otras capas, lo más común es que sea en las pintas. Consiste en que la zona de las orejas y la nuca son de color oscuro mientras todo el alrededor (cara y cuello) es blanco. Da la apariencia de que el animal porta un sombrero. Suele darse mucho en caballos mustang. Los nativos americanos les otorgaban poderes curativos de ahí el nombre por el que se conoce esta marca.

Síndrome letal blanco

No todo es bonito en los equinos con esta capa. Hay un gen presente en el tipo de capa overo que da lugar a este síndrome aunque no todos los overos lo portan y se han dado casos de que sí lo tenían algunos no overos. El síndrome afecta al potro nacido genéticamente homocigótico. Ese gen transmitido por alguno de los padres que lo portaban en el ADN sin verse afectado por él. El potro muere al poco de nacer por una malformación en el intestino grueso.

Además, los potros presentan albinismo, de ahí el nombre de este síndrome. Este gen se activa al azar entre los caballos que lo portan. Por suerte puede detectarse con pruebas de ADN para evitar que se reproduzca. 

Un poco de su historia

Desde siempre el hombre se ha interesado por aquellos pelajes equinos más raros o peculiares y a criado a los caballos que los poseían con la intención de preservarlos.

Ya en pinturas decorativas de objetos cerámicos o en el Antiguo Egipto e incluso en las pinturas rupestres pueden verse representados animales de morfología equina con pelajes a manchas.

Un momento importante para los equinos de capa manchada, son los siglos XV-XVI. Los conquistadores españoles llevaron a estos equinos de curioso pelaje al Nuevo Mundo, donde quedarían a algunos en libertad por diversos motivos. Éstos se convirtieron en cimarrones, crearon o se unieron a manadas y se fueron extendiendo por tierras americanas. Con el paso del tiempo darían origen a la raza American Paint horse o pinto americano.

Hoy día es precisamente en América donde más cantidad de ejemplares de capa pinta existen.

Espero que hayas disfrutado leyendo este artículo tanto como yo escribiéndolo.


Categorías

Caballos

Desde hace mucho tiempo la escritura forma parte de mi vida y, aunque mayoritariamente he escrito de manera amateur relatos cortos y alguna novela, estoy abriéndome camino en el mundo de los artículos centrándome en aquellos temas que me apasionan como los animales. Desde que era una renacuaja he vivido rodeada de ellos y aunque ahora mismo solo tengo una perrita, continua mi pasión por perros, caballos, gatos, conejos, buitres, linces, zorros... y la lista seguiría y seguiría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.