Feria del Caballo

Feria del Caballo de Jerez de la Frontera

¿Conoces la Feria del caballo? Los caballos y los humanos llevamos juntos mucho tiempo, tanto, que hemos podido comprobar una y mil veces lo asombrosos que son estos animales. Su fuerza, su elegancia y su inteligencia los han convertido en unos compañeros indispensables para muchas personas, quienes no dudaron en rendirles homenaje cada vez podían.

Ahora, en muchos pueblos y ciudades de España, al menos una vez al año los jinetes pueden presumir de sus equinos ante el asombrado público. Pero si hay algún evento que sea especialmente conocido, esa es la Feria del Caballo, celebrada en Jerez de la Frontera.

Orígenes e historia de la Feria del Caballo

Imagen de la Batalla de las Flores

Batalla de las Flores, en 1917.
Imagen – Entornoajerez.com

Para hallar los orígenes de esta Feria tenemos que remontarnos en la Edad Media, hacia mediados del siglo XIII, en Jérez de la Frontera. Por aquella época, la corona otorgaba un período excepcional en el que los ganaderos podían cerrar tratos sin tener que pagar impuestos, algo que favorecía la llegada de un gran número de tratantes provenientes de toda la comarca; aunque quizás este no era el único motivo, ya que además de la Feria del Caballo, era también la del ganado, que ayer, como hoy, se celebraban paralelamente.

Gracias a un documento fechado el 13 de septiembre de 1481, podemos saber dónde se ubicaba: desde la Puerta del Real hasta calle Francos, incluyendo la Plaza de la Yerba. Por esas calles hacían carreras de caballos, o las Batallas de las Flores, dos tradiciones que se han perdido.

¿Cómo es la Feria del caballo actual?

Parque donde se celebra la Feria del Caballo de Jerez

La Feria del Caballo actual ya no es lo que era antaño. Sin embargo, sigue siendo uno de los eventos del año que todo admirador de caballos debe de ir, al menos una vez en su vida y pasear por el Parque González Hontoria, que es donde se celebra actualmente. Este es un parque que combina grandes zonas de albero con partes ajardinadas, por lo que es un lugar realmente muy bonito. La puerta principal del parque se usa como portada de la Feria.

En él, desfilan caballos con sus jinetes que, como antaño, se siguen vendiendo, y durante toda la semana, sólo por el día, hay un gran desfile de coches de caballos que circulan por las calles centrales. Además, se practican diversas actividades relativas al mundo del caballo, como los concursos de enganches, morfológicos y de cocheros cuyo premio para el ganador es el Caballo de Oro.

Cosas que tienes que saber de la Feria del Caballo

Jinetes y carrozas con caballos

Se trata de uno de los eventos relativos al mundo eqüestre más importantes de todo el país. Para poder disfrutarlo al máximo hay que estar allí una semana después de la Feria de Abril de Sevilla y antes de la Romería del Rocío. Durante esos días, Jérez de la Frontera abre la puerta del Parque González Hontoria para darle la bienvenida a siete o nueve días (dependiendo de si se incorpora el fin de semana previo) a la alegría, al entretenimiento, y sobretodo a la belleza del caballo.

Pero, ¿cómo podemos tener un recuerdo increíble de esta Feria? Muy sencillo: conociendo unos datos sobre ella antes de partir. Lo primero que hay que saber es que nos encontraremos con más de 250 casetas, cada una con su propio ambientes y especialidades gastronómicas, donde con toda probabilidad nos servirán un oloroso o vino fino. El primero, propio del Marco de Jerez y de Montilla-Moriles, es de color oro oscuro y aromático; el segundo en cambio es un vino blanco y seco elaborado a partir de uva palomino que se puede combinar con sodas de lima.

Si nos entra hambre lo mejor y más recomendable será probar algunos de los platos típicos, tanto de Jerez como de Andalucía, como el pescaíto frito, los guisos de garbanzos o de arroz, el menudo, la berza jerezana, sin olvidarnos de los mariscos. Aún así, todo esto no terminaría de estar perfecto si no fuéramos con la vestimenta adecuada.

Desde luego, cada uno puede llevar el traje con el que se sienta más cómodo, pero en una Feria tradicional como esta, está muy bien visto que las mujeres lleven el traje de flamenca y los hombres un traje de corto, que consiste en sombrero de ”ala ancha” o gorilla campera, camisa blanca, pantalón de vueltas blancas, chaquetilla corta de tonalidades grises o azul marino, y botos altos vaqueros, o un traje de media costura.

Curiosidades de la feria del caballo

Caseta de la feria del Caballo

Imagen – Lavozdelsur.es

A parte de todo lo que ya hemos comentado, aún hay más. Es una Feria que, si bien está hecha para los caballos, la realidad es que también hay cabida para los jubilados. En las últimas ediciones el lunes se ha reservado como Día del Jubilado, durante el cual se hacen descuentos a las personas mayores para que puedan ir acompañados de sus nietos. El miércoles, sin embargo, se ha reservado como día para las mujeres.

Además, ¿sabes que se hacen concursos de diseño? Cada caseta puede tener el suyo propio, de modo que el ayuntamiento hace varios concursos de casetas en cada edición: mejor caseta de empresa, mejor caseta de asociación, etc.

La Feria del Caballo es, pues, una oportunidad para demostrar la creatividad de los participantes, pero también para demostrarle al mundo que es una excelente candidata para ser declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de España, algo que por cierto, ya se ha propuesto.

Así que, si quieres pasar unos días muy agradables, no dudes en ir a este increíble evento. Seguro que no lo olvidarás 🙂 .


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *