Vacunas que necesita el caballo

vacuna

No hay una regularización que obliga a vacunar a los caballos pero si queremos evitar que cojan enfermedades y garantizarle una seguridad en cuanto a salud, lo habitual es vacunarlos contra la influencia, la rinoneumonitis equina infecciosa y el tétanos entre las más necesarias, aunque hay más, aparte de desparasitarlos, entre dos y tres veces al año.

Las vacunas mayormente dependen, entre otros factores, la edad del equino, la raza y la zona donde vive, son determinantes a la hora de elegir vacunas y la frecuencia de las mismas. Los caballos que participan en exposiciones y competiciones están obligados a ser vacunados mínimo, contra influenza, más conocida como la gripe, y la rinoneumonitis infecciosa equina. Todo ello para evitar y prevenir el contagio entre el resto de los equinos.

Vacuna contra la influencia equina o gripe

Esta enfermedad no es peligrosa pero es muy conveniente suministrarla para evitar consecuencias imprevisibles. Se trata de un virus altamente contagioso, por tanto, lo aconsejable es vacunar al equino, primeramente a los tres meses de vida, en una primera dosis y la siguiente a las cinco o seis semanas de vida.

No es aconsejable vacunar al potro antes porque mientras está ingiriendo los calostros de la madre está inmunizado contra todo virus, en especial la influencia equina. Las vacunas de refuerzo se recomiendan sean dos veces al año, durante toda la vida del caballo.

Vacuna contra el tétanos

Para evitar situaciones que pongan en peligro la vida del caballo se recomienda vacunarlos contra el tétanos, siguiendo las mismas pautas que la influencia equina. El tétanos previene infecciones mayormente producidas por heridas, a las cuales son muy propensas los caballos. Se recomienda se vacune anualmente. Las pautas mayormente son similares a cualquier especie que necesita de esta vacuna para prevenir.

vacunar caballo

Vacuna contra la rinoneumonitis equina infecciosa

Muy importante para la prevención del aborto y para el resto se previene todos los problemas respiratorios. Si bien se recomienda administras la primera dosis en los primeros meses de vida, para seguir un refuerzo anual, en las yeguas gestantes se recomienda una dosis a partir del quinto mes, séptimo y noveno precisamente para evitar los abortos.

Como hemos podido comprobar es importante, al menos, vacunar a los caballos para prevenir ciertos virus y enfermedades así como para proporcionarle un bienestar. No obstante será el veterinario el encargado de seguir las pautas y llevar el calendario de vacunas correcto.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *