El caballo más grande del mundo

Caballo Poe, el más grande del mundo

Los caballos son unos de los animales más bellos que existen. Su porte, su fuerza, su elegante forma de trotar, y, ¿por qué no decirlo?, la sensación de libertad que nos transmite cuando vamos a dar un paseo por el campo o en la orilla de la playa.

Verlos es siempre una gozada, pues tienen la extraordinaria capacidad de trasladarnos a un mundo totalmente diferente al que estamos acostumbrados, a un lugar donde la naturaleza más salvaje y la humana se reúnen para poder disfrutar al máximo del momento. Si cabalgar sobre uno es el sueño de muchos, ¿te imaginas hacerlo sobre el caballo más grande del mundo? 

Poe, el caballo más grande del mundo

Cuando pensamos en caballos es fácil imaginarnos a un animal imponente, con una altura de 1,50 o 1,80, pero Poe supera todos los récords: con una altura de 3 metros y un peso de más de 1 tonelada, se le conoce como el equino más grande del mundo. Perteneciente a la raza Clydesdale, de origen escocés, actualmente vive en una pequeña granja de Ontario (Toronto, Canadá), donde recibe los cuidados de su dueña Shereen Thompson.

Aunque hoy en día come hasta 4,5 kilógramos de grano y dos fardos de heno e ingiere unos 200 litros de agua a diario, lamentablemente no siempre ha tenido una vida fácil ni cómoda. Su antiguo dueño no pudo alimentarlo dado que con la crisis económica sus ingresos habían mermado mucho. No quería que acabara en malas manos, de modo que lo anunció en los periódicos locales para tratar de conseguir a alguien responsable que pudiera hacerse cargo de él.

Cuando Shereen vio el anuncio, no lo dudó ni un segundo. Tenía todo lo que necesitaba para hacer feliz a este hermoso animal, así que se puso en contacto enseguida. Poco después le pondría el nombre de su escritor favorito: Edgal Allan Poe.

Un caballo gigante que no está en el Libro de los Récords Guinness

Pese a su tamaño, Poe todavía no está dentro del Libro de los Récords Guinness, lo cual es realmente sorprendente. Su dueña dijo que espera estarlo pronto. Ojalá así sea. Un caballo así, tan bien cuidado, con un pelaje tan brillante y un carácter social, merece estar en ese libro para que todos, tanto ahora como en el futuro, lo recordemos.

Mientras esperan, el caballo más grande del mundo es llevado a las ferias del condado de Lambton donde maravilla a quien lo ve. Es, tal y como dice Shereen, muy popular, pero debido a su tamaño es importante mantener una cierta distancia de seguridad pues a veces se puede olvidar de su fuerza. Aunque si alguna vez vas a visitarlo, no te tienes que preocupar mucho: es un caballo al que le gusta la gente, con quien se llega a comportar casi como un potro.

Razas de caballos grandes

Si bien Poe es, con diferencia, el caballo más grande del mundo, su raza no es de las gigantes. Los equinos que, por genética, crecen y se desarrollan de forma natural hasta alcanzar un tamaño asombroso, con los percherones y los Shire. 

Percherón

Ejemplar de caballo percherón

Originarios de la provincia francesa de Le Pereche, cerca de Normandía, llevan sangre de los caballos árabes. Estos animales pueden llegar a pesar más de 1200kg y medir hasta 1,96m. Tienen una cabeza elegante, un torso robusto y una gran cola larga y muy espesa. Sus patas son cortas, pero cuentan con unos cascos muy duros que las protegen. El color de su pelaje más común es el marrón o el negro, pero puedes encontrarlos de otras tonalidades como el gris, azabache o el tordo.

Destacan por su docilidad, agilidad y elegancia. Son adecuados para hacer trabajos de agricultura, para criar y para servir como caballos de tiro, pues son muy fuertes, resistentes, inteligentes y, también, al igual que todos los equinos, tozudo.

Shire

Ejemplar adulto de caballo Shire

Originarios de Gran Bretaña, se trata de una de las razas que, además de ser bastante grande, con un peso de más de 1000kg y una altura que oscila entre los 180 centímetros y los 2 metros, es una de las más bonitas. Tiene un cuerpo fuerte y robusto, con un sistema muscular muy desarrollado. Son muchos los que tienen las patas blancas, como si tuvieran calcetines, lo cual no hace más que aumentar su belleza.

Si hay algo malo o no tan bueno que tuviéramos que decir, es que son caballos más bien lentos. Aún así, su carácter dócil y estable, su paciencia y sus ganas de agradar, hacen de esta especie una de las más recomendadas para aquellos que nunca antes habían tenido un caballo. Puede ser utilizado para tareas agrícolas y, por supuesto, también para exhibiciones, en las que seguro que dejará sorprendido tanto a su jinete como los jueces.

¿Qué te ha parecido la historia de Poe? ¿Habías oído hablar de él?


Categorías

Otros

Monica Sanchez

Los caballos me encantan desde que era niña. Me parecen unos animales magníficos. Elegantes, fuertes, y muy inteligentes que merecen ser... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *