Cuidados para los caballos de Polo

Los caballos de polo son animales extremadamente cuidados por sus dueños, por lo general los jugadores de este deporte tienen tan interiorizado el cuidado de sus animales que poco destacan todas las labores que cumplen, es por esto que a continuación les contaremos algunos de los requerimientos que tienen los equinos que participan de este deporte.

La clave con los caballos de polo tiene que ver con el estado físico, y la manera en la que lo ponemos en forma, antes de un partido se le sigue con lupa y se observa contantemente con el fin de estar completamente seguros que cada uno de los músculos están bien, y es que de otra manera sería imposible poder garantizar tanto un buen rendimiento del jugador como del equipo, por lo que para esto cuentan con un grupo de entrenadores y el buen ojo de los jinetes.

En el Polo el entrenamiento no lo tiene solo a su cargo el entrenador, en muchos casos lo realiza el jinete y el entrenador, ya que para el deportista conocer el rendimiento y las capacidades de sus equinos es de vital importancia, por lo que es muy importante estar siempre siendo parte de las sesiones es vital, recomendando los protagonistas que se haga seis días a la semana, dejando como día de descanso el lunes, siendo consecuente con el calendario de este deporte.

Por lo general el trabajo lo dividen en tres, comenzando con un lento proceso de entrada en forma, para después pasar a un trabajo gradual, en donde se incrementan las exigencias hasta llegar a uno progresivo que es cuando los animales son mantenidos en forma, trabajando sobre elementos específicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *