Cómo dibujar un caballo

Dibujo de un caballo

¿Alguna vez quisiste tener un dibujo de un caballo en un cuadro? Si has pensado en comprarlo ya hecho, déjame que te pregunte algo más: ¿por qué no lo haces tú mismo/a? Puede que la primera respuesta que te venga a la mente es ”porque es muy difícil”, pero la realidad es que será tan complicado como tú quieras.

Sí, sí. Esto es así. Da igual si no tienes mucha experiencia o no se te da demasiado bien dibujar. Sigue nuestros consejos sobre cómo dibujar un caballo, y seguramente decidas cambiar de opinión con respecto a comprar un dibujo hecho 😉 .

Caballo de caricatura

Dibujo fácil de un caballo

Es, con diferencia, el más fácil de hacer. Este tipo de dibujos son perfectos para decorar los cuartos de los niños, alegrar fiestas de cumpleaños y espectáculos. También son rápidos de hacer, pues básicamente consiste en dibujar figuras geométricas: círculo redondo para la cabeza y otro más pequeño para el hocico, otro oblongo para el lomo, dos recuadros para las orejas y cuatro rectángulos para las patas. Para darle un aspecto más de caballo, tendrás que dibujarle los ojos, las fosas nasales, la boca, el pelo y, por supuesto, la cola.

Ahora, puedes dejarlo así o darle color. Si optas por pintarlo, puedes usar colores realistas y pintarlo todo negro, o usar el color marrón oscuro para la cola y el pelo de la cabeza y un marrón más claro para el resto del cuerpo. Aunque si tienes hijos quizás ellos prefieran darles otros colores, eso sí, surrealistas, pero seguramente consigan que ese dibujo se vea divertido 😉 . Deja volar la imaginación y la creatividad, y disfruta dibujando.

Caballo realista

Dibujo de un caballo realista

Si lo que te gustaría tener de verdad es un dibujo de un caballo realista, entonces no queda más remedio que ponerse serios y aprovechar el tiempo libre para hacerlo. La tranquilidad es muy importante, pues de ella dependerá en gran medida el resultado final de tu caballo dibujado.

Cuando te vayas a disponer a ello, lo primero que te recomendamos es que veas imágenes en Internet, libros o enciclopedias de caballos. Familiarízate con su anatomía; así te será más fácil aprender a dibujar su cabeza, cuerpo, cola y las demás partes de su cuerpo, estando en movimiento o parado.

Luego, debes decidir precisamente eso, la posición corporal del caballo. Puede estar trotando, comiendo hierba o descansando en un prado. ¿Sabes ya cómo vas a dibujarlo? Entonces no dudes en imprimir una imagen que te haya gustado de un caballo para tenerla como referencia.

Dibujando un caballo realista

Imagen – Wikihow.com

Ahora, debes de crear la estructura básica del animal usando formas simples. Dibuja un círculo o un óvalo grande para la cabeza, y otros dos círculos para el cuerpo (uno de ellos debe de estar a unos 3 centímetros por debajo y a la derecha de la cabeza, y el otro ha de estar a unos 4cm al lado de éste y ha de ser ligeramente más pequeño). Usa dos líneas para conectar la cabeza y el cuerpo, que es lo que será el cuelo. Para las patas, dibuja líneas rectas con círculos para las articulaciones. Luego, dibuja un círculo muy pequeño en la cabeza, que es lo que será el hocico.

El siguiente paso es definir los detalles. Oscurece las curvas del cuerpo y de la cabeza. Agrega algunos detalles a las patas. Pero, ten cuidado, no oscurezcas mucho las líneas porque de lo contrario no se verá muy realista. ¿Listo? Pues aún puedes conseguir que se vea mucho mejor.

Pinta suavemente el caballo, por ejemplo con un color marrón, y oscurece las áreas sombreadas. Así le darás un sentido de luz y oscuridad al dibujo, lo cual servirá para que se vea muy bonito, incluso puede que algo mejor que el que tenías pensado comprar 😉 . Para minimizar el riesgo de cometer errores, ve echándole un vistazo a la imagen que has imprimido.

A continuación, tienes que añadir la crin y la cola. Igualmente, no dudes en pintarlo de colores realistas. Si el caballo que has dibujado es negro, pinta su crin y cola de este color; si es marrón, puedes pintarle la crin negra y la cola de un marrón más claro; si es blanco, puedes pintarlo todo blanco, o con la crin y/o cola negras o marrones. Añade líneas si lo ves necesario para resaltar la textura.

Finalmente, debes de retocarlo. Borra los detalles que tengan que ser borrados, y añade más líneas si tu caballo lo necesita. Para terminar, tan sólo tendrás que decidir si ponerle un fondo o no: si no tienes experiencia, no es difícil, ya que con unas montañas o un prado se puede ver muy bonito, pero si estás satisfecho con tu dibujo no le hagas un fondo, a menos que quieras hacerlo, claro 🙂 .

Dibujo de un caballo tumbado

¿Sabes ya cómo dibujar un caballo? Que disfrutes de tu dibujo.


Categorías

Otros

Monica Sanchez

Los caballos me encantan desde que era niña. Me parecen unos animales magníficos. Elegantes, fuertes, y muy inteligentes que merecen ser... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *