Cómo detectar la cojera en el caballo

La mejor manera de detectar una posible cojera en el caballo es a la salida en línea recta puesto que es el modo de ver si tiene en el paso alguna alteración.

El caballo siempre tiene que andar en línea recta. Debido a que la cabeza del caballo pesa mucho, de ahí que cuando le duele una pata tratará de reducir el peso moviendo la cabeza cuando la pata de la cual cojea se viene abajo, produciendo un movimiento característico en el caballo.


Nunca se debe presionar la cabeza del caballo, y se le debe estimular para que trote con la columna recta perfecta a lo largo de la línea. Para que sea posible detectar una cojera ligera el caballo debe estar en una superficie dura, plana y nivelada. Puede suceder que el caballo ladee la cabeza a medida que avanza hacia el objetivo.

Si la cojera la tiene localizada en una pata trasera, normalmente el caballo asiente con la cabeza cuando la pata coja toca el suelo. Esta acción se debe a que intenta desplazar su peso hacia adelante para reducirlo en su pata mala. Por otro lado si el caballo tiene la cabeza ladeada, al ojo experimentado le puede parecer que el caballo cojea de algún miembro delantero en aquel lado.

Se puede detectar la cojera si hacemos girar el caballo haciendo un pequeño círculo trotando hacia el objetivo. Este sistema se realiza, mayormente, para determinar el tipo de cojera, sobre todo si son las más ligeras y difíciles de detectar. Al tener que torcer en círculo es cuando podemos localizarla con el gesto del caballo.

Si se trata de problemas en el tejido blando se detectarán al pisar en suelos blandos. Por otro lado si el caballo se mantiene inmóvil de forma inusual debe preocuparse.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *