Cabezadas “bitless” sin embocadura (II): el hackamore

Caballo con hackamore

Hay de muchos tipos, pero este de la imagen es de los más comunes

El hackamore es una de las muchas opciones que tenemos si decidimos no usar embocaduras en nuestro caballo. Como sabemos, la embocadura es la parte de la cabezada que atraviesa la boca del caballo, ya sea un filete o un bocado; pero en ciertos casos se puede optar por métodos en los que no les damos uso. Las razones para ellos pueden ir desde que nuestro caballo tiene la boca tan sensible que no aguanta ni el filete más suave, a que simplemente no quieras utilizar el método de presión en la mandíbula para domar a tu caballo, y prefieras un método más justo como esta clase de cabezadas.

Las llamos cabezadas por llamarlas de algún modo, porque no son embocaduras pero sí son piezas usadas en lugar de ellas. En esta ocasión hablamos del hackamore, el cual es el método más usado actualmente como alternativa al freno tradicional, y podemos ver en muchas competiciones hípicas. En cuanto a su uso en estas, y como con todos estos tipos de bitless riding (monta sin embocadura), en Doma Clásica no está permitido, pero sí en otras disciplinas como salto o completo, donde es muy usual verlos. Incluso, en numerosas ocasiones, podemos encontrar una combinación bastante curiosa de filete y hackamore a la vez, como veis en una de las imágenes que os dejo más abajo. Ambos, tanto el hackamore como el filete, suelen estar diseñados ya para ser utilizados juntos, ya que hay que, digamos, “unirlos” o conectarlos de algún modo.

A su vez, existen distintos tipos de hackamore, que se distinguen tanto en diseño como en el largo de la palanca de presión. El que véis en la foto del artículo es uno de los más comunes, con una palanca moderada pero suficiente, y no muy agresivo. En numerosas ocasiones, el hackamore tiende a ser demasiado, eso, agresivo, ya que funciona mediante presión de un modo parecido a la cadenilla, así como presión en la nariz, y algunos caballos pueden no aceptarlo. A su vez, existen hackamores de palanca muy larga, que es muy probable que provoque una presión demasiado fuerte en la cabeza del caballo. Aún así, muchos caballos de salto pueden necesitar esa clase de hackamore, al necesitar un control preciso de la velocidad del galope. Lo importante es elegir bien el que mejor le vaya a tu caballo.

 

 


Categorías

Equipamiento

Ángela Graña

Amazona de Doma Clásica. Actualmente trabajando como monitora y doma de caballos en el Centro Social Ecuestre Hípica Celta, de la Ganadería Hijos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *