La raza de Caballos Pura Sangre

Los Caballos Pura Sangre son una raza desarrollada en Inglaterra en el siglo XVIII. Es cierto que, en ocasiones, se utiliza la denominación “pura sangre” para hablar de cualquier caballo con pedigrí, aquellos que no presentan ningún tipo de cruce con otras razas en sus ancestros.

Son equinos muy valorados y empleados en el mundo de las carreras de caballos debido a que destacan en su velocidad, agilidad y espíritu. A pesar de ser principalmente criados para las carreras, también pueden ser utilizados en otros tipos de deportes equinos debido a sus características de atleta.

¿Queréis saber más de esta raza?

Son muchos los caballos de carreras de raza Pura Sangre que han pasado a la historia a lo largo del tiempo. Buenos ejemplos de ello son: Seabiscuit que en 1937 ganó la Triple Corona; Ruffian, que desde los años 70 es considerada la mejor potranca de carreras de la historia debido a su gran velocidad y su altura de 170 cm. Y si miramos en una época más actual podemos hablar de Frankel que antes de retirarse en 2012 ganó las 14 carreras que había disputado.

Con el paso de los años, los nombres de Caballos Pura Sangre que se incorporan a las listas de ganadores van en aumento. Todo gracias a esas cualidades tan apreciadas en la raza.

¿Cómo son?

Los Caballos Pura Sangre suelen tener una altura comprendida entre 155 cm y 180 cm y pesar alrededor de 500 kg. Como podéis observar la variación de tamaño puede ser bastante importante de unos Pura Sangre a otros, además pueden ser distinto incluso en la apariencia. Comentábamos al inicio que Ruffian tuvo una altura de 170 cm, por ejemplo. Esto se debe a que la raza no termina de tener un estándar muy concreto. Eso sí, sus cuerpos suelen estar siempre bien proporcionados y ser bonitos a la vista, elegantes.

Los caballos de esta raza son criados para correr al galope con una montura. Según su estatura y corpulencia, son entrenados para alguno de los distintos tipos de carreras, aunque suele tenerse predilección por los más altos. Por ejemplo, aquellos ejemplares más musculosos y de menor altura son más adecuados para las distancias cortas (sprinters), mientras que los animales más corpulentos y de patas más largas suelen emplearse para distancias más grandes (más de una milla). Aunque es cierto que también prima saber sobre qué superficies es mejor cada ejemplar.

Por tanto esta raza de caballos puede dividirse entre sprinters o fondistas y caballos para césped o caballos para arena. 

Cuando todavía son potros, algunos expertos pueden observar su potencial basándose en la forma de sus patas, en como camina, su morfología general y su inteligencia.

Cuando los equinos cumplen el año de edad su entrenamiento arranca. El momento de mayor rendimiento de estos equinos se encuentra entre la franja de edad de los 3 y los 5 años. Ello no significa que sea la norma, se han dado y se dan casos en que comienzan su andadura en el mundo de las carreras a los dos años o la terminan pasados los 10.

Hablemos un poco de sus características morfológicas, aunque teniendo en cuenta que pueden tener muchas variaciones de un ejemplar de la raza a otro. Poseen un cuerpo largo y esbelto, de perfil recto, con una riñonada muy fuerte que le proporciona una gran potencia en el galope. 

La cabeza parece que siempre está alerta debido a lo estilizada que es. Termina en una mandíbula más bien descarnada y unos ollares grandes en la nariz que permiten una rápida oxigenación algo que favorece a los equinos que se dedican al deporte.

Las extremidades traseras son largas y fuertes mientras que las delanteras suelen ser más delgadas y cortas. 

En el pelaje de los Pura Sangre es sedoso y corto. Suelen predominar las capas de color castaño, aunque pueden darse otras capas como la zaina, la torda o la alazana. La cara y las extremidades pueden presentar manchas blancas, sin embargo en el resto del cuerpo rara vez aparecen pelos blancos.

El carácter es algo que distingue a esta raza equina y es que suelen ser caballos muy inteligentes, nerviosos, enérgicos y muy sensibles. Ello hace necesario tener una mano especial a la hora de criarlos y entrenarlos.

Un poco de su historia

Entre los años 1683 y 1728, en Inglaterra, criadores comenzaron a cruzar yeguas inglesas con tres caballos sementales árabes importados de Oriente Medio y con buenas dotes para la carrera de distancias: Darley Arabian, Byerley Turk y Godolphin Arabian. Todos los Caballos Pura Sangre modernos descienden de alguno de estos tres sementales, cuya primera parte del nombre hace referencia a sus propietarios y la segunda parte a la raza a la que pertenecía el animal. Como curiosidad, hay estudios genéticos que demostraron que la gran mayoría de los equinos de la raza, alrededor de un 95%, descienden en concreto de Darley Arabian.

Estos cruces buscaban obtener el mejor caballo de carreras que fuera posible. Las carreras de caballos son una tradición en Inglaterra que según algunos estudios se remontan al siglo XII. ¿Creéis que lograron su objetivo? Pues sí y con creces.

La cría se vio incentivada por el mundo de las apuestas. En 1868 se patentó un sistema de apuestas para las carreras de caballos, el mismo que sigue usándose hoy día.

El Jockey  Club de Reino Unido mantiene un registro de la raza, el primer animal registrado fue en el siglo XVIII. Además cada Caballo Pura Sangre de competición está registrado en los libros genealógicos del país en que ha nacido.

Entre los años 1900 y 1930, la cría de Pura Sangre saltó el charco y comenzó a llevarse a cabo en América, donde el mundo de las carreras de caballos había sido muy bien acogido.

Actualmente la cría y selección de Caballos Pura Sangre es muy rigurosa para obtener potros con excelentes cualidades que pueden alcanzar el valor de decenas de miles de euros.

Al año pueden llegar a nacer aproximadamente unos 35.000 potros de esta raza en el mundo, destacando en especial en California, Florida y Kentucky.

Espero que hayas disfrutado leyendo este artículo tanto como yo escribiéndolo.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Desde hace mucho tiempo la escritura forma parte de mi vida y, aunque mayoritariamente he escrito de manera amateur relatos cortos y alguna novela, estoy abriéndome camino en el mundo de los artículos centrándome en aquellos temas que me apasionan como los animales. Desde que era una renacuaja he vivido rodeada de ellos y aunque ahora mismo solo tengo una perrita, continua mi pasión por perros, caballos, gatos, conejos, buitres, linces, zorros... y la lista seguiría y seguiría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.