Frankel, el caballo más caro del mundo

caballo más caro del mundo

Alcanzar el éxito en un mundo tan complicado como es el del deporte puede convertirse en toda una odisea espeluznante. Esta condición se vuelve mucho más difícil aún si el objetivo es convertirse en toda una leyenda. Tal circunstancia afecta tanto a los deportistas humanos como a los caballos, estos últimos grandes protagonistas de los espectáculos de carreras que tienen lugar a lo largo y ancho del mundo. Pero por fortuna, existen algunos que son capaces de hacerlo e incluso de ir un paso más allá. El protagonista de nuestro artículo es uno de ellos. Les hablo del caballo Frankel, un animal que ha marcado un antes y un después.

Frankel es, sin duda, uno de los caballos más especiales que ha pisado un hipódromo. Para los amantes de este tipo de eventos deportivos, su nombre siempre será recordado por mucho que pase el tiempo. Y es que la consecución de grandes logros le ha servido para, entre otras muchas otras cosas, convertirse en el caballo más caro del mundo.

Historia del caballo más caro del mundo

Caballo entrando a meta

Desde el inicio de su existencia, estaba claro que Frankel era un caballo destinado a triunfar.

En primer lugar, su nombre ya le otorgaba cierto poder a su figura, y es que se le bautizó así debido a la muerte en 2009 de Bobby Frankel, el que fuera uno de los mejores entrenadores de caballos de los últimos tiempos y al cual una desgraciada y macabra enfermedad como la leucemia le arrebató la vida.

Nació en el año 2008 en el viejo continente, más concretamente en Inglaterra. Sus genes no podrían ser mejores, puesto que su padre era nada más y nada menos que el gran y mítico campeón Galileo, mientras que su madre, Kind, tampoco se quedaba atrás y era conocida por muchos aficionados por ser una yegua de condiciones físicas inmejorables.

Nada más nacer, Frankel hizo ciertas todas las hipótesis y suposiciones generadas sobre su figura. Acababa de llegar al mundo un potrillo de físico poderoso, una energía sobrenatural y un carácter endiablado.

Trayectoria deportiva

Caballos en una carrera

Quizás, cuanto más se espera la irrupción de alguien en un cierto contexto, puede que ese pistoletazo de salida sea un fracaso, aunque con el tiempo este traspiés se solucione. Sin embargo, con el bueno de Frankel la cosa no fue así, más bien todo lo contrario.

Su irrupción tan esperada en los hipódromos no pudo salir mejor. A pesar de la juventud con la que debutó, resolvía los duelos contra rivales de mayor entidad de forma asombrosamente apabullante. Las carreras eran contadas por victorias, y la ventaja sobre sus competidores era tan fuerte que se daban casos en los que la diferencia era abismal entre Frankel y el resto de caballos. Un claro ejemplo de esto que les cuento fue lo ocurrido en uno de sus primeros grandes éxitos, la conquista de las ‘Dos Mil Guineas’. En esta carrera el caballo inglés consiguió una diferencia más que notoria que le sirvió para certificar su aparición como una de las manifestaciones de superioridad más potente que se recuerdan sobre un hipódromo.

La buena racha de victorias se sucedía en el tiempo hasta el punto de que hizo de la condición de invicto su máxima virtud. Eso sí, cabe destacar que todos estos triunfos tuvieron lugar en competiciones que no superaban el recorrido de una milla.

Había ganas de ver qué era capaz de hacer Frankel en carreras de una longitud superior, pero para ello requería un entrenamiento previo que no era comprendido por muchos, ya que a un campeón con mayúsculas como él no debería hacerle falta.  Lo cierto y fijo es que a los cuatro años fue retirado de la competición para someteré a dicha preparación y acondicionamiento físico.

Como era de esperar, Frankel tenía potencia para afrontar competiciones más exigentes y así lo hizo. Del mismo modo que ganaba en carreras cortas, lo hizo en carreras de mayor recorrido y en escenarios emblemáticos como New York.

Retirada

Caballo de carreras

Su final como corredor de carreras profesional llegó en el año 2012 con la conquista de la Champions Stakes, donde se impuso a Cirrus des Aigles en una entrada a meta de lo más emocionante. De esta forma, y con un hipódromo entero rendido, se retiró manteniendo esa condición de invicto a la que hacíamos referencia (14 victorias en 14 carreras).

Su gran valor

A medida que el tiempo transcurría, Frankel fue ganando valor no solo como corredor, sino también como posible semental. Esto propició que su dueño decidiera retirarle de las competiciones y darle un nuevo papel.

Casi un total de doscientas yeguas esperaban para ser apareadas con este gran caballo, y las ganancias obtenidas por ello se traducían, según el valor del mercado, en un montante cercano a los 140 millones de euros, ¡casi nada!

Esta es a grandes rasgos la historia de uno de los deportistas no humanos más famosos y caros del planeta. Según muchos, verle sobre la pista era comparable a ver jugar al propio Maradona o boxear a Muhammad Ali.


Categorías

Caballos

Carlos Garrido

Apasionado del deporte, la naturaleza, el mundo animal y la escritura. Me encanta aprender y contar cosas nuevas a los demás a través de mis textos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *