Caballo andaluz


El caballo es uno de los animales que más ha acompañado al ser humano a lo largo de su historia. Un animal que ha evolucionado junto al hombre, uniendo sus caminos en uno solo. Han sido muchas las razas de caballos que han existido y existe. Sin embargo, muy pocas han logrado convertirse en símbolos y emblemas. No obstante, el caballo andaluz puede presumir de tal condición.

Los caballos andaluces, o de Pura Raza Española, son parte de nuestra cultura que más ha difundido el nombre de España a lo largo y ancho del mundo. Una raza admirada por todos aquellos amantes de los equinos.

En este artículo nos hemos propuesto que conozcáis mucho más sobre este animal: su origen, características, cría, etc.

Origen del caballo andaluz

Yegua andaluza

Como no podía ser de otro modo, una tierra tan bella y bonita como Andalucía tenía que ser el escenario que vio nacer al caballo andaluz. La Edad Media y Califato de Córdoba fue el contexto detonante, junto con las yeguadas de las clases altas de por aquel entonces (las mayores culpables).

Poco a poco los caballos de origen bético crecieron en importancia y popularidad, hasta el punto de que durante el periodo comprendido entre los siglos XIII y XIX, estaba prohibido cruzar a los caballos del sur de la Península Ibérica con el resto. El objetivo era claro, crear una línea que conservara toda su calidad y que se diferenciara notablemente del resto. Posteriormente, comenzaron a surgir los primeros criadores, y el caballo de Pura Raza Español iba tomando forma.

No obstante, todo no podía ser un camino de rosas, y el rápido crecimiento del caballo andaluz se vio interrumpido por la Guerra de Independencia. Aunque, una vez acabó el conflicto, la actividad se retomó.

A finales del siglo XIX, sobre todo desde el ámbito militar, el caballo andaluz fue convertido en buque insignia, y el afán por reforzar esta raza fue una de sus grandes misiones. Y por primera vez, en el año 1912, se abrió en España el primer libro para inscribir a los caballos de raza árabe, pura raza inglés y anglo-árabe, todos ellos con características muy similares, como Caballo de Pura Raza Español (PRE).

Durante la Segunda República, el fomento de la cría Caballar llegó hasta el Ministerio de Fomento y de Agricultura, fomentándose la misma. También fue muy importante la labor de la Federación de Hípica Española.

El paso definitivo para la consolidación de la raza tuvo lugar ya en el año 1972 cuando se fundó la Asociación Nacional de Criadores de Caballos Españoles (ANCEE) en Sevilla. A raíz de ello, fueron muchas las Ferias y acontecimientos que surgieron para popularizar y poner en alza a estos caballos.  Ya en los últimos años, el caballo andaluz también se ha trasladado hasta el ámbito deportivo donde han sido varias sus apariciones en pruebas tan prestigiosas como los Juegos Olímpicos.

Características del caballo andaluz

Cabeza caballo andaluz

Físicamente, el caballo andaluz no es uno de los equinos más corpulentos. Es más, se podría decir que su tamaño está en unas dimensiones medias. Su alzada está comprendida en un rango entre los 155 centímetros hasta los 175 centímetros.

Tiene un cuerpo muy proporcionado, con una cabeza mediana, donde lo más llamativo son los sus ojos alegres y tremendamente expresivos. El pecho es realmente amplio y musculoso, con una espalda robusta, de lomo corto y ancho. Sus piernas son largas y potentes. En definitiva, los caballos andaluces son ágiles y fuertes, a la par que elegante y bello.

Las tonalidades de sus pelajes son varias. Prácticamente, dentro de esta raza tienen cabida casi todos los colores, a excepción del pio. Sin embargo, los colores oscuros toman la delantera, siendo el color tordo el más popular.

En cuanto al carácter, puede que este sea su seña de identidad más valiosa. Son unos caballos dóciles, nobles e inteligentes, lo que les convierten en unos caballos muy fáciles de domar si se les atiende bien. Quizás este sea también el detonante de que se haya convertido en un animal tan polivalente.

Es un caballo muy utilizado para la monta y como caballo de paseo. Además, es muy popular entre las disciplinas de doma clásica, doma vaquera y otras artes tan tradicionales como el rejoneo.

Cría

Potro andaluz

Su cría se lleva principalmente a cabo en España, pero también existen yeguadas y cuadras de gran importancia en distintas partes del mundo.

La forma en la que se cría a estos animales llama mucho la atención, puesto que suele hacerse mediante un método de semi-libertad en el que las yeguas viven en manadas. Tras nacer, hay potros que son vendidos al poco tiempo, y otros que permanecen en la manada hasta los tres-cuatro años de edad, donde son separados para ser domados.

Precio del caballo andaluz en la actualidad

Caballos andaluces tordos

Como siempre asignar un valor determinado a un caballo depende de muchos factores: edad, raza, sexo, etc. No obstante, se podría decir que por regla general, el valor de los caballos andaluces o de Pura Raza Española se encuentra entre los 4000 y los 6000 euros, dado que es una raza de gran importancia.


Categorías

Caballos

Carlos Garrido

Apasionado del deporte, la naturaleza, el mundo animal y la escritura. Me encanta aprender y contar cosas nuevas a los demás a través de mis textos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *