Caballo albino

Los caballos albinos son unos animales magníficos. No son tan conocidos como los que tienen el pelo de uno o varios colores, pero son sin duda unos de los que más llaman la atención. Pero, ¿cómo son exactamente?

Si quieres saberlo todo sobre ellos, en este artículo especial vas a aprender a identificarlos, pero también a cuidarlos.

Origen e historia de los caballos albinos

Nuestros protagonistas son animales que comenzaron su evolución en Europa. Desde ahí fueron llevados por los colonos a los Estados Unidos a lo largo de los siglos XVI y XVII, donde se expandieron por todo el territorio. Sin embargo, no fueron reconocidos como raza hasta el año 1937.

Su color tiende a ser blanco o como mucho de color lechoso de ahí su denominación. Este precioso color en realidad es un defecto genético que se transmite de generación en generación. Dicho defecto es la carencia del gen que metaboliza la tirosina que produce la melanina en sus capas. A ello también se debe su claro color de ojos ya sean azules o rojos, incluso rosados en caso de caballos albinos salvajes.

La raza fue reconocida veinte años después de su creación mediante la mezcla de la Yegua Morgan y el Semental Blanco aproximadamente a finales de los años treinta. Evidentemente, es una raza que entra dentro de la categoría de caballos blancos.

Su capacidad de desempeñar distintas habilidades y disciplinas le hace ser un caballo mundialmente admirado y reconocido. Es un cruce de un sangre caliente con un sangre fría, dando lugar a un sangre tibia y a ello es debido su gran temperamento y versatilidad. Es el equilibrio entre dos sangres, entre dos razas. Es, sin duda, una de las bellezas más grandes de este planeta.

¿Cuáles son sus características?

A primera vista, los caballos albinos se ven bien cómo son, pero hay una serie de características que debemos de conocer y que los convierten en unos equinos de singular belleza y elegancia. Antes de nada, tenemos que saber qué es el albinismo. Pues bien, el albinismo es un desorden genético que aparece como consecuencia de una deficiencia en la síntesis de las tirosinas, que son unos aminoácidos que intervienen en la creación del pigmento conocido como melanina. Como consecuencia de ello, el pelo de estos animales es de color blanquecino o crema suave y tienen además los ojos azules o rojizos.

Su cuerpo es de tamaño mediano-grande, con una altura entre los 150 y los 160 centímetros y un peso entre los 400 y los 500 kilos. La cabeza y las patas son grandes, y su mirada refleja un carácter tranquilo. Además, es importante añadir que tiene una esperanza de vida de 25-40 años.

¿Cuál es su comportamiento y personalidad?

Los caballos albinos son dóciles, fieles, y muy pacientes. Siempre que se le eduque con igual respeto, pueden convertirse en unos increíbles compañeros con los que pasar grandes momentos al aire libre. Asimismo, se llevan bien con los niños y no suelen tener problemas con otras mascotas, por lo que resultan ser unos peludos increíbles. Así que, ¿a qué esperas para hacerte con un ejemplar?

¿Cómo es la salud de los caballos albinos?

Los caballos albinos pueden sufrir las mismas enfermedades que cualquier otra raza equina, que son:

  • Gripe equina: es una enfermedad vírica muy contagiosa que se caracteriza por tos, conjuntivitis, fiebre y secreciones nasales. No es mortal siempre que el animal reciba tratamiento veterinario.
  • Rabia: es una enfermedad vírica muy contagiosa que se propaga por medio de saliva infectada que entra en el organismo. Los síntomas más frecuentes son: cambios de humor repentinos, posible agresividad, miedo al agua, náuseas, vómitos, dolor en la zona de la mordida, inquietud y, en casos muy graves, coma y muerte. Lamentablemente, no existe curación, pero sí vacunas que lo protegerán.
  • Encefalomielitis equina: es una enfermedad vírica contagiosa que se transmite mediante la picadura de mosquitos infectados. Los síntomas son fiebre alta, apatía, cólicos, diarreas, hemorragias, pérdida de apetito. Es muy importante consultar con un profesional en cuanto detectemos los primeros síntomas.

Pero además, debido al color de sus ojos puede tener diversas afecciones oculares, ya que su retina no soporta una entrada de luz fuerte y menos por mucho tiempo. Por eso, es importante mantenerlos protegidos del sol directo, especialmente durante las horas centrales del día.

¿Qué cuidados necesitan?

Los mismos que cualquier otro caballo 🙂 :

Alimentación

Es necesario darle una alimentación de alta calidad para que tenga una mejor salud, ya sea pienso, forraje o grano. Dependiendo de la edad y del tamaño, le tendrás que dar más o menos cantidad. Tienes más información sobre este tema aquí.

Higiene

Es normal que, durante el ejercicio o los paseos, el pelo se le ensucie de polvo, hierba, barro o incluso excrementos. Por ello, a diario tienes que cepillarlo, y darle un baño semanal para quitarle toda la suciedad. Asimismo, varias veces por semana deberás de limpiar la cuadra donde viva. De esta manera, evitarás posibles infecciones que podrían poner en peligro su salud.

Ejercicio

Los caballos que viven en estado salvaje recorren largas distancias todos los días. Ellos lo hacen para encontrar mejores pastos y/o zonas donde poder estar protegidos, pero eso no significa que los caballos albinos que viven con una familia humana no tengan que hacer ejercicio. De hecho, para que sean realmente felices hay pasear con ellos, hacerles trotar y saltar, pero evitando las horas de más sol.

Veterinario

A lo largo de su vida puede verse afectado por diversas enfermedades. Para tratar de prevenirlas, será necesario ponerles todas las vacunas que necesiten y consultar con un profesional cada vez que sospeches que no se encuentra bien de salud.

Los caballos albinos son unos equinos con los que, siguiendo todos los consejos que te hemos ofrecido, seguro que vas a disfrutar mucho. Esperamos que hayas aprendido mucho sobre ellos y que puedas, de ahora en adelante, pasar muchos grandes momentos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.